NOTICIAS

CNAI trae a Navarra un exoesqueleto robótico para ayudar a andar a personas parapléjicas

Sin categoría -
__eg8547

Varios pacientes del Centro Neurológico de Navarra con las extremidades inferiores paralizadas probarán este robot americano, que les permitirá desplazarse y mantenerse en pie.

Pamplona, 6 de febrero. ¿Imaginas lo que supone para una persona parapléjica poder ponerse de pie y dar unos pasos? Una nueva tecnología puede devolver la capacidad de caminar a las personas con las extremidades inferiores paralizadas, los exoesqueletos. Un exoesqueleto es capaz de realizar el apoyo y los movimientos necesarios para que sus usuarios puedan, con ayuda de muletas, dar pasos otra vez. El Centro Neurológico de Navarra (CNAI), pondrá este martes a disposición de tres pacientes con paraplejia un innovador dispositivo para ofrecerles la oportunidad de volver a caminar.

Esta iniciativa surge de la necesidad por parte de CNAI de aportar soluciones específicas a personas con discapacidad motora. “Se pusieron en contacto con nosotros desde un centro de salud de Navarra para consultarnos el caso de un paciente con paraplejia. Presentaba una complicación importante y el hecho de estar sentado todo el día, empeoraba su situación”, afirma Manuel Murie-Fernández, director médico de CNAI. “En ese momento no teníamos respuesta a lo que nos solicitaban, pero nos pusimos a investigar y dimos con el exoesqueleto Indego. Un dispositivo innovador capaz de facilitar la movilidad de éste paciente y de otros del centro. Finalmente solicitamos una demostración del robot para comprobar in situ sus capacidades” concluye Murie.

__eg8440

Volver a caminar

Este dispositivo permite recuperar la movilidad a personas con lesiones en la médula espinal. Se asemeja a un par de piernas robóticas que los usuarios pueden conectar a una especie de cinturón que les ayudará a controlar los movimientos de las articulaciones y extremidades inferiores. Esta máquina móvil es capaz de realizar el apoyo y los movimientos necesarios para que sus usuarios puedan, con ayuda de muletas, dar pasos otra vez. El movimiento se logra mediante motores eléctricos programados por ordenador e impulsados por baterías recargables.

Durante la demo, se podrá apreciar cómo el aparato es capaz de aguantar el peso erguido del paciente a través de un sistema de anclajes. A la hora de andar se basa en el mismo principio que el “segway”, el vehículo de dos ruedas que se conduce con el balance del cuerpo. Es decir, cuando la persona se incline hacia adelante o hacia atrás, el exoesqueleto avanzará o retrocederá; de igual forma, si el paciente se inclina hacia atrás, el dispositivo lo ayudará a sentarse.

Cerca de 1.000 españoles sufre cada año una lesión en la médula espinal

Los exoesqueletos son una muestra de los avances conseguidos en el campo de la robótica sanitaria y la rehabilitación, son máquinas móviles que, a través de señales bioeléctricas, permiten ayudar a rehabilitar el movimiento humano tras una lesión grave del sistema nervioso. El mercado de la investigación de estos aparatos se sitúa como la principal solución para ayudar a que esas personas que han sufrido algún accidente puedan volver a andar

Cerca de 1.000 españoles sufre cada año una lesión en la médula espinal, lo que eleva por encima de los 30.000 el total de afectados. En Navarra existen entre 15 y 20 casos nuevos al año de daño medular (traumático o por cualquier otra entidad), y unos 100 afectados en total. “No todos los pacientes son candidatos a utilizar este tipo de dispositivos, y lleva un tiempo de tratamiento para acostumbrarse al exoesqueleto, así como fisioterapia especializada para dicho fin”, comenta el director médico de CNAI.

Indego, un robot americano destinado a facilitar la movilidad de las personas

Este exoesqueleto es un desarrollo de la Vanderbilt University (Tennessee, EE.UU.). Está compuesto por una serie de placas metálicas y articulaciones mecánicas, que según sus creadores, son un 50 por ciento más ligeras que las de otras propuestas parecidas. Integra una electrónica capaz de detectar las intenciones del usuario y actuar de manera acorde.

Cuenta un peso de tan sólo 11,79 kilogramos, siendo uno de los más ligeros actualmente. Tiene dos controles y posee conectividad inalámbrica para cambiar la configuración, el control de la operación, y analizar los datos de uso en el smartphone.

Este traje biónico está avalado para uso clínico y personal y su eficacia fue comprobada mediante el mayor ensayo clínico hasta ahora realizado sobre un exoesqueleto. Durante el estudio se realizaron más de 1.200 sesiones extraordinarias en las que el dispositivo se utilizó para caminar sobre distintas superficies.

El desarrollo de Indego ha requerido más de 10 años de trabajo, en los cuales ha sufrido algunas modificaciones hasta obtener la versión autorizada por la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para comercializarse en América, Europa y países compatibles con las normas de este organismo.

CNAI                                                                            

Es un proyecto impulsado con un Grupo Inversor en su mayoría navarro y con la dirección médica del doctor Manuel Murie-Fernández, que ha apostado por invertir y ayudar al desarrollo de Navarra, comprometido con la enorme labor médica, social y humana que implica la neurorrehabilitación.

Leave a CommentDejar un comentario

NameNombre*

Email* (never published)(nunca publicado)

WebsiteSitio web